Reseña || La magia de ser Sofía

miércoles, 12 de abril de 2017







Título: La magia de ser Sofía
Autora: Elísabet Benavent
Editorial: Suma
Número de páginas: 528
Precio: 16,90€











Sofía tiene tres amores: su gata Holly, los libros y El café de Alejandría.
Sofía trabaja allí como camarera y es feliz.
Sofía no tiene pareja y tampoco la busca, aunque desearía encontrar la magia.
Sofía experimenta un chispazo cuando él cruza por primera vez la puerta.
Él aparece por casualidad guiado por el aroma de las partículas de café...
...o tal vez por el destino.
Él se llama Héctor y está a punto de descubrir dónde reside la magia.





Lo que voy a hacer a continuación es complicado para mí. Como sabéis, Elísabet Benavent es una de mis autoras favoritas, una escritora que consigue atraparme, conquistarme y enamorarme con todos sus libros. No sé si es precisamente eso, las buenas lecturas, las buenas críticas y las altas expectativas lo que me ha llevado a esto pero La magia de ser Sofía ha sido una de las peores decepciones que me he llevado nunca con un libro. Pero empecemos por el principio. 

Como bien cuenta la sinopsis, Sofía es una casi treintañera normal y corriente. Vive en el centro de Madrid con Julio, su compañero de piso, trabaja en el Alejandría, el típico sitio mono de Malasaña con el café caro, tiene una gata, Holly y una vida relativamente tranquila. Todo esto cambia radicalmente en el momento en que Héctor aparece por la puerta de la cafetería donde trabaja y pone su mundo patas arriba. El protagonista ha regresado a Madrid para intentar quedarse en la ciudad después de muchos años viviendo en Suiza con su novia. Héctor se muda con expectativas de encontrar trabajo en España y hacer hueco y camino para que Lucía, su amor, también acabe viviendo con él en su país natal. Héctor y Sofía se conocen y PUM, surge la magia. Mi pregunta es ¿qué magia? 

Vamos a empezar por las cosas buenas. Algo que siempre podemos destacar de los libros de Elísabet es la normalidad. Las protagonistas y los protagonistas son chicas y chicos como tú y como yo, que tienen trabajos normales, sueldos más o menos decentes, problemas terrenales, amigos locos y dramas tontos. Son personas que bajan al chino en pijama para comprar gusanitos, que se visten de Asos y se maquillan de Primor. Eso es algo que conquista, el ver tu vida reflejada en la del protagonista, sentirte identificada. Además, un punto que hay que reconocerle a la autora en este libro en concreto es que ha puesto a una protagonista más gordita de lo normal (de lo que los libros y la sociedad quieren ver como normal, más bien). Sofía tiene una talla 44, lorzas en los laterales de la barriga, estrías y celulitis. Este detalle me gusta mucho, ya está bien de cánones de belleza absurdos. 

Otro punto positivo, como siempre, son los personajes, aunque esta vez con excepciones. En los personajes de Beta Coqueta siempre existe esa normalidad y cercanía que se respira en sus libros y que te consigue que te reflejes al menos en uno de ellos, consigue hacerlos humanos y que aprendas a quererlos y apreciarlos rápidamente. Sofía, la protagonista femenina, me ha parecido francamente genial. Es una chica extrovertida, graciosa, simpática, amable y humilde. Tiene unos momentos y unas salidas de tono que me han encantado y una personalidad arrolladora. 
Sin embargo, no puedo decir lo mismo del protagonista masculino, Héctor. Es, con diferencia, la persona que menos pinta en toda la lectura, y decir eso de un personaje central es raro pero verdad. Héctor está ahí, respira, se sienta, camina, a veces hasta habla sin decir nada. Es maleable, no tiene opinión propia, actúa según sople en viento y, para colmo, no aporta nada. Tenía la esperanza de que fuera mejorando a medida que avanzara el libro, que fuera sacando su carácter y me gustara pero NO, para nada. No me gusta Héctor, y cuando uno de los protagonistas no te gusta las llevas claras con la novela. 

Pero vamos al grano ¿qué es lo que ha hecho que La magia de ser Sofía no me haya gustado? Que es un libro sin trama, no pasa absolutamente nada y, cuando lo hace, no sorprende, te lo esperas. 
La mayoría del libro se basa en los personajes que van a comprar el pan, que se toman un café y quedan para cenar. En serio, NO PASA ABSOLUTAMENTE NADA, no hay nudo en la acción. En ocasiones está bien porque de esta forma la autora consigue que nada se precipite pero, joder, cuando llevas 400 páginas, sientes que no ha pasado nada y te esperas lo que va a pasar al final te das cuenta de que estás perdiendo el tiempo. Lo siento, pero eso me ha parecido La magia de ser Sofía, una pérdida de tiempo, un libro sin salsa, un patinazo de la autora. 

Sabéis que no estaría diciendo estas cosas de Elísabet Benavent si no las creyera de verdad, pero es que para mí la ha cagado con este libro, es cierto. Creo que la valoración general dependerá de la segunda parte pero mucho tiene que sorprenderme para que cambie de parecer.


Le daré una oportunidad e intentaré ir sin prejuicios.
De momento la verdad es la que es: yo no he encontrado magia en Sofía. 


VALORACIÓN PERSONAL: 4/10






5 comentarios:

  1. Hola!
    A mi me cabreó mucho Héctor en el final de este libro. Buenas me ha desencantado como a ti, pero tampoco se ha convertido en mi favorito.
    Quizá es que este libro es de los personajes, son ellos y sus circunstancias, jejeje, aunque creo que todos los libros de la autora cuentan la vida de los protas, sin grandes giros revolucionarios, nada más y nada menos que la vida...
    Espero que la segunda parte te guste más, yo la acabé ayer y, pasé de estar cabreada con Héctor a estar cabreada con Sofía 😄😄😄 Pero mi valoración final ha sido buena 😉
    Un beso
    S

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Aún no me he estrenado con esta autora (ganas no me faltan) así que a ver con qué libro me estreno que tengo varios en pendientes. Lo que más me atrae es que su pluma muestre la realidad en sus historias y los personajes se sientan cercanos. Pero una pena que no te haya convencido esta primera parte. Espero que con el segundo libro la cosa mejores :)

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Vaya... es una pena que no te haya gustado, pero para gustos los colores claro :') Yo leí esta novela la semana pasada (la primera que leo de la autora) y me gustó muchísimo, la verdad. Eso sí, reconozco que la novela es predecible ya desde la sinopsis y por el hecho de que tenga segunda parte (sino no tendría sentido que acabase de otra forma) y que Héctor es un personaje muy "meh" (yo no me he llegado a enamorar de él, vaya...) pero engancha, divierte y se lee en un suspiro, que es lo que a mí me ha pasado, así que ya tengo ganas de ponerme con la segunda parte, aunque me hago una idea de cómo puede terminar todo xD

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola! Yo he leído casi todos los libros de Elisabet, y estoy totalmente de acuerdo contigo.
    La "magia" de Gabriel o de Pablo (Silvia y Martina respectivamente) no la he apreciado en este libro.
    He empezado el segundo, y, a diferencia de otros libros (que me podían durar dos o tres días), se me está atragantando un poco. Espero que el final pueda sorprenderme para bien.
    Saludooos 😋

    ResponderEliminar
  5. Es posible que la magia esté en la narrativa porque si no hay trama y Héctor es tan soso como terrible su indecisión entre dos mujeres... poco más tendrá de bueno ;o) Gracias por tu versión, guapa.
    Besotes enterados.

    ResponderEliminar

Me encantan vuestros comentarios, así que comentad, expresaos, opinad, y todo lo que queráis, pero siempre con respeto, todas las opiniones son igual de válidas que la vuestra, para gustos, los colores.

Sobre mis páginas © 2016